Australia prohibirá la producción de huevos de gallinas criadas en batería

Imagen de una gallina en una granja

El sector avícola se muestra «insatisfecho» con la medida, a pesar de que dispone de 14 años para adaptarse

Australia se compromete a eliminar la producción de huevos de gallinas criadas en jaulas en batería, una medida enmarcada en la creación de una legislación más estricta en materia de bienestar animal. La noticia se ha celebrado como una victoria para el movimiento animalista, si bien es cierto que no será hasta el 2036 cuando la prohibición se haga efectiva. Hasta entonces, la ganadería avícola tendrá que adaptarse.

El anuncio se ha producido tras una intensa campaña de grupos en defensa de los animales dirigida directamente a la industria del huevo en el país. En el actual sistema de jaulas en batería, estas pueden alojar hasta una decena de gallinas. Cada una dispone de un espacio inferior al tamaño de una hoja de papel A4 para moverse, con la altura justa para estar de pie.

Australia se une, de esta manera, a países como China, Nueva Zelanda o la propia Unión Europea. La noticia se ha dado a conocer con la publicación de las recién finalizadas Normas y Directrices Australianas de Bienestar Animal para las Aves de Corral. La política se refiere, específicamente, a las mejoras que deben introducirse en el sector avícola, entre ellas, la eliminación progresiva de las jaulas en batería. Estas directrices son fruto de siete años de negociaciones entre funcionarios del Gobierno y la industria del huevo.

Según la Oficina Australiana de Estadística, la cabaña avícola del país ha aumentado un 10% en el último año, hasta alcanzar unos 135 millones de aves, como respuesta a una mayor demanda de carne de pollo y huevos. En junio de 2021, Australia albergaba 17 millones de gallinas en granjas, de las cuales 5’36 millones estaban enjauladas.

Los productores de huevos están ahora obligados por ley a adaptarse, y cuentan con tiempo suficiente: 14 años. Deberán realizar modificaciones en función del tamaño de sus instalaciones y de su antigüedad. A pesar del amplio margen de tiempo que se va a dejar a los ganaderos para implementar las medidas, el grupo en defensa del sector Egg Farmers of Australia ha manifestado que está «insatisfecho» con el calendario de eliminación que plantea la nueva reforma. Sus miembros están «decepcionados» porque no se les da la opción de seguir produciendo huevos en batería durante al menos otros 24 años. También señalan que «10 años es demasiado pronto y podría llevar a muchos productores familiares de huevos a la ruina».

Algunos colectivos animalistas también han criticado el calendario de retirada al considerarlo demasiado amplio. Es el caso de la Humane Society of Australia, Animals Australia y la Australian Alliance for Animals.

Esta noticia ha sido reelaborada a partir de la información publicada el 24 de agosto de 2022 en Plant Based News, por Amy Buxton.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: