4 santuarios de animales en España

No son granjas, ni tampoco zoológicos. Son lugares donde los animales no son explotados y son respetados desde el momento que llegan hasta el último de sus días. Animales que proceden de situaciones de abandono, maltrato, abuso y que han sufrido en sus carnes la peor cara del ser humano. Hablamos de los santuarios deSigue leyendo «4 santuarios de animales en España»

4 santuarios de animales en Latinoamérica

Los santuarios de animales son esos lugares donde aquellos que habitualmente son considerados productos son respetados y su vida no termina en un matadero. Hablamos de cerdos, vacas, ovejas, cabras, gallinas o conejos, entre otros. Pero a lo largo del mundo también existen santuarios dedicados al rescate de animales utilizados en espectáculos o en zoológicosSigue leyendo «4 santuarios de animales en Latinoamérica»

Por qué los consideramos objetos

La sociedad en general considera a los animales objetos que no sienten. Algunas personas hacen distinciones si se trata de perros o gatos, pero comer trozos de animales está normalizado, como también lo está usar cremas testadas en ratones, tener un coche con asientos de cuero, abrigarse con un jersey de lana en invierno oSigue leyendo «Por qué los consideramos objetos»

Historia: el uso militar de los animales (Parte I: caballos)

Si hay un animal al que todos hemos visto en las películas históricas sobre guerras es el caballo. Pero esto no obedece únicamente a la ficción, donde son, precisamente, los equinos una de las especies más maltratadas por la industria audiovisual; sino que su uso militar ha sido una realidad a lo largo de muchosSigue leyendo «Historia: el uso militar de los animales (Parte I: caballos)»

Odiar a unos, amar a otros

Una de las tantas muestras del especismo presente en nuestra sociedad es el amor que demostramos a ciertos animales como perros o gatos, mientras odiamos a otros. Me estoy refiriendo, concretamente, a algunos roedores, como ratas y ratones, si bien esta realidad se repite también con otras especies, como las palomas. Es cierto que haySigue leyendo «Odiar a unos, amar a otros»

La situación de otras personas no justifica que comas carne

No hace falta que digamos que queremos cambiar el mundo. No hace falta que digamos que nos encantaría que todos fueran veganos. Siempre habrá alguien para decirnos a quienes hemos sacado de nuestra alimentación lo productos de origen animal que no todos pueden serlo y que el veganismo es imposible. Pero más allá de loSigue leyendo «La situación de otras personas no justifica que comas carne»

Veganismo, salud y moda

Todavía hay gente que piensa y afirma que el veganismo está de moda. Qué moda tan extraña, que dura ya unos cuantos años, cuando una de las principales características de las modas es, precisamente, que son efímeras. Bajo mi punto de vista, el auge del veganismo no tiene nada que ver con ninguna moda, sinoSigue leyendo «Veganismo, salud y moda»

Explotar no es querer

«Nadie quiere más a los animales que un ganadero«. Desde que me soltaron, sin ningún tipo de vergüenza y con todo convencimiento, esa frase, he tenido ganas de contestar a ella en este blog, aunque es algo que ya había escuchado antes y suele ser un comentario típico con el que los ganaderos y defensoresSigue leyendo «Explotar no es querer»

Los niños consideran que comer carne es «menos aceptable moralmente» que los adultos, según un estudio

Los más pequeños también son menos propensos a tener actitudes especistas, es decir, la creencia de que los animales son superiores o inferiores según su especie Los niños son menos propensos a percibir a los animales como alimento, según un estudio recién publicado en la revista académica Social Psychological and Personality Science. En consecuencia, losSigue leyendo «Los niños consideran que comer carne es «menos aceptable moralmente» que los adultos, según un estudio»

Palomas

Las consideramos símbolos de la paz, pero a la vez, son unas de las aves más detestadas. Para algunas personas, las palomas generan sentimientos que nada tienen que ver con el pacifismo. Pero de nuevo, las palomas no han hecho nada. De nuevo, la culpa de todo es nuestra. En algunas ciudades, la presencia deSigue leyendo «Palomas»