Menos ataques, más empatía

Cuando te conviertes en una persona vegana, es normal pasar por una fase de cierto rechazo hacia las acciones de los demás, en el ámbito de su consumo. Una vez que descubres la realidad sobre la explotación animal, es difícil comprender cómo el resto del mundo sigue comiendo carne, vistiendo con lana, utilizando cosmética testadaSigue leyendo «Menos ataques, más empatía»

Responder o ignorar

Tanto en la vida real como en redes sociales, estoy acostumbrada a esas personas que se dirigen a mí para decirme que me faltan proteínas por ser vegana, que debería hacerme análisis, que siempre se ha comido carne, que qué es lo que como si no como nada de origen animal, que de qué vanSigue leyendo «Responder o ignorar»