La crítica más absurda al movimiento animalista

Una de las críticas más estúpidas e infundadas que suelen hacerse a quienes defendemos a los animales es que estamos subvencionados. Según esta lógica, no se puede ser sensible hacia el resto de especies, ni tener empatía, ni criticar el sistema especista en el que vivimos sin dinero de por medio. Lo más curioso esSigue leyendo «La crítica más absurda al movimiento animalista»