Pasta con salsa de nata de avena

Hoy vuelvo con otra receta de pasta, en esta ocasión, con nata vegana de avena. Podéis encontrarla en cualquier supermercado, tienda especializada o herbolario, y también existen otras versiones de soja, de arroz o de coco, aunque yo suelo utilizar la de avena para la pasta. Por sí sola, no es que tenga demasiado sabor, pero con un poco de sal y algunas especias, da un toque diferente a cualquier comida.

La forma como he cocinado esta pasta es muy sencilla, y esta vez he utilizado macarrones estilo fusilli, los clásicos con forma de hélices, a los que he añadido un salteado de champiñones con cebolla y heura, pero vale cualquier carne vegetal estilo pollo. Al final del todo, puse unas aceitunas negras. Cuando cocino con nata vegetal, me gusta que este tipo de salsas queden espesas, pero también se puede dejar más líquido, simplemente con menos tiempo al fuego. Ahora vamos con la receta.

INGREDIENTES

  • Macarrones estilo fusilli (cantidad al gusto)
  • Nata vegetal de avena
  • Champiñones
  • Cebolla
  • Bocados de Heura
  • Aceitunas negras
  • Ajo en polvo
  • Nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

  1. Ponemos agua a hervir en una cazuela con un poco de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  2. Mientras el agua hierve, cortamos la cebolla en trozos pequeños. Hacemos lo mismo con los champiñones y los bocados de Heura.
  3. Cuando el agua hierva, añadimos los macarrones y bajamos el fuego.
  4. En una sartén, calentamos aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente, incorporamos la cebolla con los champiñones y la Heura y bajamos el fuego.
  5. Cocinamos muy bien el salteado en la sartén, con ajo en polvo, nuez moscada y pimienta, y cuando esté listo, añadimos la nata vegetal y dejamos al fuego.
  6. Una vez tengamos los macarrones cocidos, escurrimos el agua y los incorporamos a la sartén con las verduras. Mezclamos todo bien y dejamos un rato más a fuego bajo para que espese.
  7. Añadimos unas aceitunas negras y volvemos a mezclar. Yo he utilizado aceitunas con hueso y enteras, pero sirven también sin hueso o troceadas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: