Historia: la fiesta de Halloween y su relación con los animales

En las últimas décadas, la estadounidense fiesta de Halloween, celebrada la noche del 31 de octubre, se ha extendido prácticamente por todo el mundo. Pero lo cierto es que este evento no nació en América, sino en las lejanas tierras irlandesas, y su origen se remonta a los celtas de hace más de 2000 años que celebraban este mismo día el Samhain («final del verano»).

Durante esa noche, los legendarios druidas, sacerdotes celtas, se reunían alrededor de una fogata para ahuyentar a los malos espíritus, ya que se creía que ese día caminaban entre los vivos junto a otras criaturas fantásticas, pues durante esa jornada no existía ninguna separación entre el mundo de los vivos y el de los muertos. Y es que para los celtas, un pueblo que daba una gran importancia a la naturaleza y las estaciones, el 31 de octubre significaba el final del verano y el inicio del invierno, es decir, el final de la estación de la vida y el comienzo de la estación de la muerte.

Así, el 31 de octubre se adoraba al dios de los muertos, que se cree que era Samagín. Algunos historiadores han señalado que la fiesta duraba tres noches en las que se daba la bienvenida a la estación fría, la de la muerte, el invierno. Durante la celebración, las personas dejaban comida y bebida a la entrada de sus casas, como ofrenda a los espíritus, y otros iban de puerta en puerta pidiendo alimentos, y de aquí lo que ahora conocemos como «truco o trato«. Ya en la cristiandad, los pobres o los niños más desfavorecidos acudían a las casas de los ricos para rezar por sus muertos, y estos les ofrecían alimento.

Sacrificios y reencarnaciones

Pero volvamos a los celtas. Durante lo que hoy conocemos como la noche de Halloween, estos agradecían las cosechas y pedían que las próximas también fuesen prósperas. Además, pedían a las divinidades en las que creían que ayudaran a las almas de los muertos, y realizaban sacrificios para estas, tanto de animales, como de humanos.

Los celtas pensaban que Samagín convocaba a los muertos durante esa noche y los ayudaba a volver al mundo de los vivos para reencontrarse con sus allegados. Pero esto solo les estaba permitido si habían sido buenas personas; si no, se reencarnarían en animales.

Entre sus rituales, los celtas apagaban todos los fuegos que hubiese encendidos en los hogares para evitar que los fantasmas «malos» entraran en las casas. La única hoguera encendida era la que prendían los propios druidas, alrededor de la que danzaba la población, con máscaras puestas o con sus caras pintadas de negro y simulando ser perseguidos por los malos espíritus. Durante esa noche, se permitía que los hombres se disfrazasen de mujeres, y viceversa, de forma que por un día se rompía una convención social. Pero además de madera, en estas fogatas se quemaban también objetos personales de los jóvenes, los propios animales sacrificados y sus huesos, e incluso seres humanos. Al día siguiente, los druidas leían el futuro en las cenizas.

Todo ello debió parecer aterrador a otros pueblos que, paradójicamente, también realizaban sacrificios de animales, y por esto mismo, cuando los romanos ocuparon las islas británicas, se opusieron a esta fiesta, pero no al maltrato animal, sobre todo a partir del siglo I d.C., con el emperador Claudio. Lo primero que hicieron los romanos fue prohibir los sacrificios humanos en esta celebración, y los sustituyeron por efigies. Más tarde, los romanos cambiarían el Samhain por el festival de Pomona (diosa romana de las manzanas y el otoño).

Cristianismo

Después, fueron los cristianos quienes consideraron que una fiesta pagana no podía celebrarse, así que la sustituyeron por una celebración cristiana. En un primer momento, el Papa Bonifacio IV (550-615) eligió el 13 de mayo como el «Día de los Mártires Cristianos«, en el año 610, sin demasiado éxito, por lo que en el siglo VIII, otro pontífice, el Papa Gregorio III cambió esta fecha por el 1 de noviembre, igual que el Samhain. Después, Gregorio IV, en el siglo siguiente, decidió que este día sería el de «Todos los Santos«, en lugar del de los mártires cristianos, en inglés «All Hallow’s Eve» (la noche anterior al Día de Todos los Santos), expresión que acabaría dando lugar al término «Halloween».

Posteriormente, los ingleses, y sobre todo los irlandeses y escoceses, llevaron esta costumbre a las tierras ocupadas en América, pero no fue hasta el siglo XIX cuando Halloween empezó a cobrar importancia en Estados Unidos.

A día de hoy, la fiesta de Halloween es todo un evento, un día de diversión y celebración, sobre todo para los niños. Los disfraces de monstruos, brujas y fantasmas; los caramelos, las calabazas y una decoración terrorífica protagonizan este día que tiene su origen en el Samhain celta pero que ya nada tiene que ver con este.

Animales en Halloween

Ya sin sacrificios, algunos animales siguen vinculados a Halloween, ya sea por sus hábitos nocturnos, su comportamiento enigmático o a causa de supersticiones antiguas. Así, los murciélagos o las arañas con sus telas forman parte de la escenografía típica de la noche del 31 de octubre; así como los gatos negros, debido a creencias pasadas que los relacionan con las brujas. De hecho, los gatos de colores más oscuros suelen ser los menos adoptados, y por estas fechas, algunas protectoras de animales han señalado que aumenta el interés en estos. Es por ello que hay centros que no ofrecen adopciones durante el mes de octubre o las semanas previas a Halloween, ya que hay personas que buscan gatos totalmente negros o totalmente blancos que asocian a la pureza, pero que únicamente los quieren para practicar rituales de santería durante esa noche.

Photo by Pixabay on Pexels.com

También los búhos son recurrentes en la ornamentación de Halloween, quizá por su nocturnidad, o porque en la antigua Roma y en la Edad Media, al igual que ocurrió con los gatos negros, eran vinculados con las brujas. De hecho, los romanos tenían la costumbre de clavar un búho muerto en la puerta para espantar el mal, una creencia que ha perdurado en Inglaterra hasta el siglo XIX.

Los murciélagos, tradicionalmente asociados con los vampiros, podrían estar relacionados con Halloween desde su origen celta, cuando volaban alrededor de la hoguera para comerse a los insectos que allí había. Por ello, para los celtas eran símbolo de buena suerte, aunque en el Halloween actual se asocian con el miedo.

Por otra parte, las ranas y los sapos han sido utilizados desde la antigüedad hasta, al menos, el siglo XVII en Europa para realizar rituales de brujería, desde que los antiguos griegos y romanos pensaron que estos animales poseían dos hígados, uno con veneno letal, y otro con el antídoto.

También los cuervos se han asociado, tradicionalmente, con la oscuridad y la brujería, tal vez por su aspecto, su color y sus ojos; o las ratas, vinculadas con lugares sucios y abandonados, acusadas de transmitir enfermedades y epidemias. Algunas creencias antiguas asociaban la presencia de ratas con fantasmas.

Photo by Tom Swinnen on Pexels.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Barrera, M. (2003). Halloween: su proyección en la sociedad estadounidense. Universidad Complutense de Madrid.

Fernández, C. (30 de octubre de 2020). El verdadero origen de Halloween desde su nacimiento en la Europa precristiana de los rituales celtas. Business Insider.

Junior Report. (29 de octubre de 2018). Tradiciones de Halloween. La Vanguardia.

National Geographic. (s.f.). Halloween: disfraces, historia, mitos y mucho más.

Tiempo Sur. (31 de octubre de 2020). Halloween: la fiesta donde los animales más sufren.

Villatorio, M. P. (31 de octubre de 2018). La verdad histórica tras Halloween: una sangrienta fiesta con matanzas prohibida por las legiones romanas. ABC.

Zuckerman, C. (9 de noviembre de 2017). Gatos, ratas, murciélagos y mucho más: esta es la historia de los animales de Halloween. National Geographic.

Un comentario en “Historia: la fiesta de Halloween y su relación con los animales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: