Historia: ¿Desde cuándo existen los zoológicos?

A pesar de que ya había colecciones privadas de animales en civilizaciones milenarias, los zoológicos, tal y como los conocemos en la actualidad, se remontan al siglo XVIII, y están muy vinculados con la colonización y el imperialismo. Más adelante, se utilizaron para fines científicos, y a día de hoy son atracciones turísticas o centros para visitar en familia, mientras se abre el debate acerca de si deben existir.

Antecedentes

En 1765, apareció el primer zoológico del que tenemos constancia, en Viena. Se trata de la Casa Imperial de las Fieras, lugar que había empezado a construirse en 1752 en los alrededores del Palacio de Schönbrunn. Pero aunque este sea considerado el precursor de los zoológicos, su existencia se debe a que mucho antes, determinadas personas de clases adineradas coleccionaban animales exóticos, desde las civilizaciones mesopotámica, egipcia y China hasta la Europa de la Edad Media.

En Egipto, encontramos los primeros antecedentes de los zoológicos, que se remontan al año 3500 a.C. Más adelante, algunos patricios romanos acumularon en sus jardines, a modo de colección, diferentes animales silvestres, que eran utilizados en espectáculos. La expansión de Roma por el continente africano y asiático dio lugar a que pudieran trasladar otros animales exóticos de estos territorios, lo que era considerado como un símbolo del poder de esta civilización. Muchos de estos animales morían durante su traslado, mientras que otros morían cruelmente en los citados espectáculos.

Siglos después, concretamente en el siglo XVI, el rey francés Luis XIV exhibió diferentes animales en los Jardines del Palacio de Versalles, lo que no dejaba de ser nuevamente una representación de su poder. Por aquel entonces, apareció el concepto de «zoológico», aunque lo más habitual cuando aparecieron los primeros centros de este tipo era denominarlos «casas de fieras«.

Primeros zoos

Volviendo al zoo de Viena, cabe contextualizar que, en el siglo XVIII, con América colonizada, las élites europeas tenían la posibilidad de traer especies salvajes de este continente, pero también de África. En este punto, la dinastía de los Habsburgo decidió crear el denominado centro para albergar animales procedentes de estos dos territorios, con el objetivo de transmitir conocimientos científicos a los aristócratas de la época, hasta que, en 1779, el zoo se abrió al resto de la población, en una época en que era muy extraño que el pueblo pudiese acceder a estos lugares, y mucho menos que conociera a ciertas especies.

A partir de entonces, comenzó en Europa una especie de moda basada en la creación de zoológicos para el entretenimiento, sobre todo de las clases altas. Así, en 1793, se fundó la Casa de las Fieras de París; y en 1774, el rey Carlos III creó el primer zoológico de Madrid, junto al Jardín Botánico. Este nació con la pretensión de albergar animales procedentes de las colonias españolas en América, aunque también especies autóctonas, africanas y asiáticas. Pocos años después, el monarca ordenó que los animales fueran trasladados al Parque el Retiro. Sin embargo, en 1808, con el estallido de la Guerra de la Independencia, estos animales quedaron desatendidos y muchos de ellos murieron. Más adelante, durante el reinado de Isabel II, se introdujeron nuevas especies, como algunas aves, aunque hasta 1868 el recinto estaba destinado únicamente para el disfrute de la familia real.

Con otros fines, en 1828, se creó el zoo de Londres, situado entre Camden Town y Rengent’s Park. En este caso, su principal utilidad era servir como colección para los investigadores científicos de aquel siglo XIX, aunque en 1847, se abrió a la ciudadanía en general. El origen de este zoológico vuelve a estar ligado con la ocupación de territorios en otros continentes, ya que fue creado por Stamford Raffles (1781-1826), uno de los imperialistas británicos más famosos. Poco a poco, las colecciones privadas de ciertos aristócratas pasaron a ser entretenimiento para todo el público.

Hasta el siglo XX, también hubo centros de este tipo, pero que exhibían humanos de diferentes razas. A día de hoy, esto nos parece injustificable e inaceptable, y sin embargo, continuamos manteniendo a animales de distintas especies lejos de sus hábitats, encerrados de por vida y alejados de sus instintos. El debate se centra, hoy, en la ética de esta cuestión.

FUENTES:

20 Minutos (2009). El primer zoológico del mundo.

Escoda, H. (2019). La situación de los parques zoológicos en España. Bueno y Vegano.

Rutas con Historia. Casa de las Fieras (consultado en línea 29/07/2021).

Zoo de Londres (consultado en línea 29/07/2021).

4 comentarios sobre “Historia: ¿Desde cuándo existen los zoológicos?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: