Sobre la experimentación con animales y el caso de Vivotecnia

¿Es necesario hacer sufrir a los animales para que avance la ciencia? Yo lo tengo claro: la respuesta es no.

Hace tan solo unos días conocíamos el caso de Vivotecnia, un laboratorio donde, durante años, se ha sometido a animales de diferentes especies a torturas innecesarias (aunque la tortura nunca es necesaria), que escapaban de los experimentos en sí mismos para convertirse en actos de crueldad extrema, tal como se observa en el vídeo publicado por Cruelty Free International, organización que ha destapado los hechos. Unos hechos que no voy a detallar y que quedan perfectamente explicados en este artículo de Lucía Arana.

Lo cierto es que, a pesar de que este caso ha aparecido en medios de comunicación y se ha difundido en redes sociales, la experimentación con animales es real, existe, sucede en otros centros y no siempre se cumplen las leyes (hay que recalcar que, aunque estas sí se cumplan, sigue siendo una injusticia utilizar conejos, ratones, perros u otras especies para testar productos, sobre todo cuando hay métodos alternativos).

¿Qué podemos hacer?

Desde que activistas de diferentes asociaciones decidieron organizarse para pedir el cierre de Vivotecnia y el decomiso de los animales que allí se encuentran, he tratado de estar constantemente informada de las novedades y del avance de los acontecimientos, puesto que no he podido participar estando tan lejos. Si ese también es tu caso, una de las mejores maneras de colaborar es difundir al máximo a través de redes sociales.

Más allá de la difusión, es importante apostar por comprar marcas o empresas que no prueben sus productos en animales. En la industria farmacéutica es prácticamente imposible, pero sí está a nuestro alcance en cosmética, productos de higiene, de limpieza, jabones, etc. Para saber si un producto es libre de crueldad, este deberá contener el sello cruelty free, que habitualmente es un conejo. Si te surgen dudas, también puedes contactar con la empresa para resolverlas.

Pero cuidado: un producto vegano no siempre es cruelty free, y viceversa. Cuando nos indican que es vegano, las marcas se refieren a que no contiene ingredientes de origen animal en su composición; sin embargo, esto no garantiza que no haya sido testado en animales. De la misma manera, un producto puede no haber sido probado en animales pero sí contener algún ingrediente de este origen.

Conecta

A muchas personas les ha indignado el caso de Vivotecnia, puesto que entienden que estas prácticas de maltrato animal son condenables. Sin embargo, también existe maltrato animal en la industria cárnica, la láctea, la del huevo y todo tipo de empresas que utilizan animales para convertirlos en un producto o un servicio.

Utilizar productos cruelty free es una manera de ayudar a los animales, pero también debemos plantearnos, como sociedad, la forma como los tratamos en la industria alimentaria. Mucha gente sigue anclada en la idea tradicional de que la carne o los lácteos son necesarios. Falta información que ayude a más personas a dar el paso y dejar de consumir esos productos.

14 comentarios sobre “Sobre la experimentación con animales y el caso de Vivotecnia

  1. Pingback: Antiespecismo
  2. Pingback: Limpieza vegana
  3. Pingback: Música y animales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: