Pastel de chocolate y coco

La cena de Nochebuena no fue nada especial para mí por varias razones: no me gusta demasiado la Navidad, ni lo paso bien viendo animales muertos por todas partes, ni tampoco me apetecía cocinar algo más elaborado de lo normal ese día. Pero sobre cómo paso la Navidad ya hablé hace unos días, y aunque para mí la cena de Nochebuena fue como la cena de cualquier otro día del año, con la diferencia de que había champán y un poco más de barullo en la cocina, sí que hice el postre, que no es más que este pastel de chocolate y coco que protagoniza la entrada de hoy. Por supuesto, es un postre vegano que todos los presentes en la mesa (tres personas más y yo) disfrutamos después de cenar.

La forma como preparé el pastel es prácticamente la misma que seguí para la tarta de limón con mermelada de arándanos rojos que hice para mi cumpleaños, o la tarta de yogur sabor frutos rojos que hice para el cumpleaños de mi pareja. Por eso, hoy no voy a mencionar el paso a paso detallado, porque es casi lo mismo que en estas dos recetas que ya subí. La única diferencia está en los yogures, pues para este pastel he utilizado cuatro de chocolate y uno grande de coco, ambos de soja y veganos. La leche vegetal que utilicé esta vez era de avena, y para decorar, puse unas virutas de chocolate negro, en lugar de la mermelada que usé en las otras dos tartas, ya que para esta no quedaría tan bien. Mi intención inicial era hacer la cobertura con crema de chocolate blanco, pero la que tenía era demasiado espesa y al final desistí de esa idea.

Si queréis hacer esta tarta y seguís la receta de mi cumpleaños, habría que sustituir los yogures de soja naturales y de limón por otros de chocolate y de coco; la mermelada, por las virutas de chocolate o cualquier otra cobertura que creáis que pueda quedar bien; y eliminar el jugo de medio limón y la hierbabuena de la lista de ingredientes. Si seguís la segunda receta, habría que sustituir, de igual manera, unos yogures por otros y eliminar la mermelada.

¿Te animas a probarla? Desde luego, cuando no tienes horno o quieres preparar un postre sin demasiadas complicaciones, estos con agar-agar son los más sencillos, y quedan riquísimos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: