Ensalada de canónigos, patata cocida, guisantes y más

Qué difícil es definir una ensalada. Me ha costado encontrar un título para esta, porque no es que haya un ingrediente que destaque más que los demás, aunque creo que los canónigos, la patata y los guisantes son los protagonistas en esta preparación, pero hay más.

Quienes dicen que las personas veganas solo comemos ensalada, seguramente se refieren a la clásica de lechuga, tomate y poco más, aliñada con aceite, vinagre y sal. De lo que no se dan cuenta es de que esas son las ensaladas que ellos comen, porque el veganismo es capaz de adentrarnos en un montón de preparaciones culinarias mucho más allá de eso. En este blog ya he publicado otras ensaladas, como de garbanzos o de pasta, y creedme cuando os digo que ni la lechuga ni el tomate son indispensables para prepararlas. De hecho, muchas veces a mí ni siquiera me pegan en ciertas ensaladas.

Eso sí, reconozco que sí soy muy tradicional con el aceite, el vinagre y la sal, y aunque a veces no utilizo necesariamente los tres, me gusta comer las ensaladas de esta manera, y ese es el aliño que he usado en esta, que paso a explicar a continuación.

INGREDIENTES

  • Canónigos
  • Guisantes
  • 1 Patata mediana
  • Pimiento asado
  • Aceitunas negras
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Módena
  • Sal

ELABORACIÓN

  1. Ponemos a cocer la patata en un cazo o cazuela a fuego alto, entera y sin pelar. Cuando hierva, bajamos el fuego.
  2. Lavamos y escurrimos los canónigos y los ponemos en un plato o bol, que es el que utilizaremos para la ensalada.
  3. Si usamos guisantes congelados, los cocemos. Si son de bote, los ponemos directamente encima de los canónigos.
  4. En el caso del pimiento, si es de bote, podemos utilizar el que viene cortado en tiras o cortarlo nosotros mismos. Si es natural, tendremos que asarlo previamente.
  5. Una vez tengamos los canónigos con los guisantes, añadimos el pimiento asado cortado en tiras y las aceitunas negras (en mi caso, son con hueso, pero pueden ser también sin hueso, e incluso troceadas).
  6. Cuando la patata esté cocida, la pelamos, lavamos y cortamos en trozos para añadirla a la ensalada.
  7. Aliñamos con aceite de oliva virgen extra, vinagre de Módena y sal al gusto y removemos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: